SULFATO DE COBRE EN LAS PISCINAS » Limpias y libres de algas

El sulfato de cobre es un compuesto que se utiliza muy frecuentemente en aplicaciones residenciales, especificamente en las piscinas para mantenerlas limpias y libre de algas.

Uno de los usos de este compuesto químico, se realiza en las piscinas, actúa como un alguicida eficiente, por este motivo el Diario Americano de Salud Pública lo recomienda para tratar este problema.

Alguicida efectivo

tratamiento de algas

En las aguas estancadas es común que ocurra el crecimiento de algas, y las piscinas no son la excepción.

Cuando el agua de una piscina se torna verde es porque están creciendo algas o materia orgánica, y si una persona se baña en agua así puede perjudicar su salud.

El color de la piscina es el principal indicador para saber que está ocurriendo un problema con las algas y que hay algo que no está correcto.

Por eso es que el sulfato de cobre es recomendado para inhibir el crecimiento de algas, pero no debe ser utilizado como el único método de tratamiento químico, ya que las piscinas necesitan de otros tratamientos adicionales.

Debido a que hay varios tipos de sulfato de cobre, el que se utiliza para este propósito es el pentahidratado, que tiene forma de cristales o polvo azul brillante, y es el que está disponible comercialmente.

Para poder aplicar el sulfato de cobre a la piscina necesitas saber la alcalinidad de la misma, para así determinar cuánto de éste compuesto le vas a agregar.

Se puede utilizar para eliminar la presencia de algas en el agua, o también para prevenir la formación de las mismas.

En cualquiera de los dos casos, la cantidad a utilizar dependerá de varios factores, entre los que se encuentran la cantidad de agua, la alcalinidad de la misma, entre otros.

El sulfato de cobre le devolverá a la piscina su color natural, ya que si tiene un color verdoso quiere decir que algo no se encuentra bien.

El problema de las algas

Las algas son microorganismos que se desarrollan fácilmente en condiciones determinadas, y hay algunos factores que pueden acelerar o incrementar su crecimiento.

El invierno y la temporada de lluvias son dos épocas del año en las que se favorece la reproducción de las algas en las piscinas, lo cual puede ser un problema de salud pública.

Por consiguiente, tanto las empresas de limpieza de piscinas como las personas comunes utilizan el sulfato de cobre para eliminar este problema.

Este compuesto actúa como un veneno metálico que ataca efectivamente a las algas e inhibe que continúen desarrollándose hasta eliminarlas por completo.

¿Cómo usar sulfato de cobre en las piscinas?

sulfato de cobre alguicida

Al determinar la dosis necesaria de sulfato de cobre, se le agrega al agua de la piscina, y se debe distribuir de manera uniforme por toda la superficie de la piscina.

Se hace circular el agua por una hora para que el tratamiento alcance a cubrir todas las áreas de la piscina. Una vez transcurrido ese tiempo se debe dejar el agua reposar durante toda la noche para que el tratamiento sea más efectivo.

Al día siguiente se agrega sulfato de aluminio, que es un floculante, esto quiere decir que une las partículas para que precipiten en el fondo de la piscina.

Se deja el tratamiento actuando por una hora más. Las partículas que precipitaron en el fondo deben eliminarse al igual que las que quedaron en las paredes de la piscina. Puede utilizarse una aspiradora o cualquier otro dispositivo.

Se vuelve a recircular el agua de la piscina y se controlan los valores de la piscina.

Es importante que al realizar este tratamiento, las personas se abstengan de bañarse en el agua durante el tiempo recomendado.